Estado de cosas (un momento)

Id: 130  Cat: Naturaleza del Acto  Date: 2011-07-05 06:41:00


(1)


Un momento en el plano del ser es un estado de cosas. Los estados de cosas informan a las cosmologías individuales. Los acuerdos entre personas son hechos naturales. No todos los hechos generan Actos. Solo una parte de ellos generan Acto trascendental. No se sabe cuál sea ese Acto para un hecho en concreto o al revés. Solo se sabe que el AP está *Actuando* por Jesús de Nazaret. La moral en acto es la que contiene al Acto y a todos los hechos. Los antiproyectados suplantan esta moral angustiosa por la trascendentalizada. Cuando falta la moral en el Acto=hecho, la pone Jesús de Nazaret. Los estados de cosas pueden ser:


Los estados de cosas generan contratos entre hombres, o con Dios (antiproyección). El estado de cosas de un A.P. dependerá del contrato que haya hecho con Dios o que le haya sido impuesto (otra variante de la pobreza irredenta), y el del deviniente dependerá del contrato que haya hecho con el hombre: Dos mundos metalógicos y un solo estado de cosas (mundo real). Es más fácil que haya comunidades antiproyectadas puras que devinientes puras, ya que los antiproyectados pastorean el ser (suman los vectores de devenimiento proyectado o antiproyectado. Esta suma la hace la moral trascendentalizada o doctrina...). Puede haber comunidades devinientes puras si le interesa a la naturaleza por algún motivo.


Puede haber verdadera o falsa antiproyeción: si el valor práctico de las cláusulas del contrato con Dios coinciden o no con un contrato puro con el hombre. Al contrario también: Uno es un falso pagano (por ejemplo un católico deviniente), el otro es un falso deviniente (por ejemplo un progresista conservador)... pero esto es solo casuística. Estos son síntomas de que la verdad metalógica (verdad lógica + verdad metafísica) no es deudora de la cosmología (podría decirse que en cierto sentido es *oportunista*). Por estos síntomas también puede hablarse de la política como de la naturaleza.


Antiproyectar es confundir la Historia con la naturaleza de modo que un estado de cosas, que informa a la cosmología individual, es llamado hecho histórico.


Si la Historia Total es el paso de la Otredad, solo hay un estado de cosas metalógico que será tomado como proposición tautológica alfa o beta. Nuestro conocimiento comprende las tautologías porque está medio hundido en la Otredad. Puede pensar en el ser y fuera del ser.


La complejidad es un hecho metalógico en el estado de cosas, es un dato para la cosmología. La verdad es perpendicular a la complejidad... Una proporcionalidad directa sería pastorear. Todo depende de lo que la Ley profética demande en el Acto trascendental.


Algunos intentos de tomar a la naturaleza de la política como predecible a través de proposiciones son los propuestos en las teorías de la complejidad y la autopoiesis del conocimiento. Los ejemplos de abajo son vistos como una suculenta perspectiva para los que pretenden pastorear el ser (para comer de ellos). Pero a mí me da por pensar que el sentido de las proposiciones es incluso anterior (a priori / Intuición Divina) al proceso de figuración... :


I(t)=dC(t)/dt
Donde:
I(t): Función Información
C(t): Función Conocimiento
***************************************
Sobre esta base, creemos que la información sería la función resultante de una superposición de múltiples funciones que varían de manera sinusoidal en un determinado espacio-tiempo. Enseguida, y para terminar, exponemos una expresión tentativa de este concepto tan amplio:
I(t)=Io*sen(Kx-Wt)
Esta definición sugiere que la información es una variación alterna que describe el desarrollo de la organización de un sistema cognitivo en un determinado espacio-tiempo, y considera que:
Io se relaciona con la componente pragmática
Kx se relaciona con la componente sintáctica
Wt se relaciona con la componente semántica
*****************************************


(1) En el dibujo 2º se pueden ver las lamas de colores que representan cosmologías individuales. El movimiento del estado de cosas hace que la foto fija se diluya en una mezcla de colores, a modo de tormenta... Hegel habla de la conciencia observadora en tres momentos: observar la naturaleza, observar la autoconciencia, observar la relación de ambas en la inmediatez... (Eusebi colomer, Historia de la Ffía II, EL PENSAMIENTO ALEMÁN. DE KANT A HEIDEGGER. Cap. VII, Fenomenología del espíritu apartado b). Este movimiento de colores Hegel lo explica diciendo: *el mundo determina lo que es el individuo en la medida que el individuo determina lo que es para él su mundo*. La individualidad es a la vez ser dado y ser construido... Delimitar cada campo (cuánto dado / cuánto construido) dice Hegel que no es posible por la contradicción viva de tal realidad.


Una contradicción parecida podría decirse del otro desdoblamiento (trivalencia): el hundimiento de la cosmología en la Otredad. La ley profética viene a enredar esta contradicción con un tercer término:



Este tercer término es el que pone los grados de devenimiento: (cuánto dado / cuánto construido / cuánto devenido)

O sea, un hecho=Acto tiene siempre tres variables (dado, construido, devenido); y un hecho=hecho tiene solo dos (dado, construido). Si no, no cabe Dios, o el Dios es falso.

************************************************
Una vez que los sucesos están dominados por la autoconciencia, el concepto de universalidad está constreñido en la identidad materia=espíritu contingente (I(t)=dC(t)/dt); y el grado de asimilación de complejidad, por la expansión del ontomotor hasta su infinito es lo que está dando naturaleza verdadera a esa universalidad. La Universalidad se identifica así con la contingencia; así como el devenir: El devenir nace de la contingencia. Una universalidad ideal, por encima de la contingencia, es antiproyección; es huir de la vergüenza (ese sitio poco dócil de los hechos). La contingencia misma, la universalidad misma se enferma de devenimiento o antiproyección porque el modo de figuración es contingente. Según el modo de figuración, la fe es contingente, sometida a otras potencias superiores, como las del Dios y hombre en devenir... Una definición adecuada del hombre es el contenido de la verdadera fe.